Un módulo de identidad de abonado o módulo de identificación de suscriptor (SIM, del inglés Subscriber Identification Module) es un circuito integrado que almacena de manera segura la identidad internacional del abonado móvil (IMSI, del inglés International Mobile Subscriber Identity) y las claves correspondientes usadas para identificar y autenticar abonados en los dispositivos de telefonía móvil, tales como teléfonos móviles y ordenadores.

que-es-una-tarjeta-sim

También es un chip de memoria portátil que se usa principalmente en teléfonos móviles que operan en el Sistema Global para Comunicaciones Móviles (GSM – Global System for Mobile Communications). Estas tarjetas contienen la información personal del titular de la cuenta, incluyendo el número de teléfono, agenda de contactos, mensajes de texto y otros datos. Cuando un usuario quiere cambiar de teléfono, por lo general puede fácilmente extraer la tarjeta de un teléfono e insertarlo en otro.

Existen cuatro tipos de tarjetas SIM, referidas a continuación como H1, H2, H3, H4:

H1 = tendrás una red normal con esta SIM
H2 = tendrás una mejor red con esta SIM, más fuerte
H3 = tendrás una red todavía mejor con esta SIM, todavía más fuerte
H4 = normal, mejor, todavía mejor no significan nada comparado con esta SIM

Básicamente las SIMs H4 son de uso corporativo, militar, etc. Las compañías telefónicas no suministran SIMs H4 a todos los usuarios, porque requiere un mayor ancho de banda. Para saber qué tipo de SIM estás utilizando, sólo tienes que comprobar su parte posterior para ver el número y tipo de SIM.

Las tarjetas SIM se realizan en tres tamaños diferentes para adaptarse a diferentes dispositivos. La mayoría de los teléfonos usan tarjetas mini-SIM o micro-SIM, que son bastante pequeñas – la mini es 25×15 mm, y la micro 15×12 mm. Las tarjetas de tamaño completo son mucho más grandes; 85,6×53,98 mm, y son demasiado grandes para la mayoría de los teléfonos. Todas las tarjetas tienen sólo 0,76 mm de grosor, y los contactos de microchip están en la misma disposición. Esto significa que, con el adaptador adecuado, las tarjetas más pequeñas se pueden utilizar en dispositivos diseñados para las más grandes.

Una tarjeta SIM ofrece seguridad para los datos del usuario y sus llamadas. Las tarjetas se pueden bloquear, lo que significa que sólo alguien que conozca el número correcto de identificación personal (PIN – Personal Identification Number) puede utilizar la tarjeta. Si el teléfono es robado, el ladrón no puede utilizar una tarjeta SIM bloqueada u obtener cualquier información de la misma sin el PIN.

Vía Science in Google+