La capacidad de radio de los dispositivos es de unos cien metros en exteriores, es decir, sin obstáculos que dificulten el paso de la señal inalámbrica.

En interiores, la capacidad se reduce significativamente y puede variar dependiendo de cada caso específico. A menudo, las paredes divisorias y pisos reforzados pueden llegar a ser obstáculos insuperables. No siempre es posible determinar la mejor posición de los dispositivos, en particular la de los routers, según la teoría; sino que debe ser determinada empíricamente por prueba y error durante la instalación real.

El analizador portátil Z-HANDZER es una buena herramienta para llevar a cabo este proceso de instalación y encontrar la mejor ubicación para instalar los dispositivos.