La creación de la red sólo puede realizarla el gateway. El gateway es el encargado de crear la red inalámbrica a la que todos los dispositivos serán asociados posteriormente. La red sólo se puede crear si el gateway todavía no es parte de una red.

La creación de la red se lleva a cabo pulsando el botón del gateway o a través del protocolo ModBus para enviar al gateway comandos especiales. Después de haber creado la red, el gateway guarda los parámetros de la red en su memoria no volátil de modo que la red seguirá funcionando sin problemas aunque el gateway se apague y se vuelve a poner en marcha de nuevo.