El gateway almacena en su memoria local los datos transmitidos por los sensores/actuadores. Puede accederse a esta información de la memoria en cualquier momento a través del protocolo ModBus.

Cuando el usuario accede a los datos de un dispositivo específico, esos datos no se corresponden al instante en que se ha ejecutado el comando de lectura sino que son los datos correspondientes al último mensaje recibido del dispositivo.